Adoración de los dioses por los Incas

Conjuración de dioses

También se los llama a los Incas los Hijos del Sol o los Servidores del Sol. Como Dios superior adoraban al Inti, el Dios-sol, y le ofrecían sacrificios. Antes de una batalla el líder vertía una copa de Chicha en favor del sol para pedir un triunfo. En la fiesta "Inti Raymi" el soberano de los Incas agradecía al sol por la protección que le otorgaba a él y a su pueblo.

Los Incas sacrificaron en ceremonias especiales animales (sobre todo llamas) y en acontecimientos  extraordinarios también humanos, mayormente niños de unos 10 años (p.ej. en la fiesta "Capac-Raymi" o cuando había un nuevo soberano). Los niños que sacrificaron eran sedados antes con Chicha o Coca.

Además de Inti (Dios-sol) también adoraban a Pachacamac (Dios-creador), Pachamama (Diosa-tierra o Madre Tierra), Mamacocha (Diosa-mar), Illapa (Dios-tiempo) y Mama Quilla (Diosa-luna, también Diosa protectora de las mujeres).

Volver a la página principal "Los Incas"

Conocimientos de curación

Machu Picchu

Quipus

Las líneas de Nazca